ESP Letter to OSSE: Recommendations for CCDF State Plan

May 20, 2024
Advocacy Letter

Sara Mead
Superintendente Adjunta de Aprendizaje Temprano
Oficina del Superintendente Estatal de Educación
1050 First Street NE
Washington, D. C. 20002

Estimada Superintendente Adjunta Mead:

El día sábado 16 de marzo, la Oficina del Superintendente Estatal de Educación (OSSE) reunió a más de 75 miembros de Under 3 DC en un foro virtual sobre el plan estatal para el Fondo de Cuidado y Desarrollo Infantil (CCDF). Under 3 DC es una coalición que ha asumido el compromiso de desarrollar un sistema para la primera infancia equitativo y de alta calidad que garantice un comienzo sólido para cada bebé y niño pequeño del Distrito.

Durante el foro, un grupo de padres, directores de programas de aprendizaje temprano, personal de apoyo y maestros de educación temprana compartieron sus experiencias y opiniones, y ofrecieron soluciones directamente a la OSSE sobre temas que rige el plan estatal para el CCDF. Queremos expresar nuestra gratitud a la OSSE por escuchar a la comunidad. La colaboración de la OSSE y su predisposición para escuchar directamente a los padres y a los profesionales de la educación temprana es un paso sólido hacia un mejor funcionamiento del CCDF.

Entendemos que la OSSE está actualizando el plan estatal para el CCDF conforme a una norma federal reciente sobre dicho fondo. Felicitamos a la Administración para Niños y Familias (ACF) y al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS) por los cambios en las reglamentaciones que reducen los costos relativos al cuidado infantil para las familias, mejoran las prácticas y las tarifas de pago de los proveedores, y simplifican la inscripción al programa de subsidios para cuidado infantil. Los cambios requeridos son positivos para las familias y los proveedores de cuidado infantil que participan en el programa de subsidios. Esperamos que sean la base para garantizar la asequibilidad para todas las familias. Los cambios recomendados ofrecen un camino para que el Distrito de Columbia siga siendo líder en la asequibilidad y la accesibilidad del cuidado infantil. 

Esta carta tiene como objetivo destacar las medidas que la OSSE puede tomar durante las actualizaciones del plan estatal para el CCDF de D. C. del año fiscal 2025 al año fiscal 2027 (FY2025-FY2027) en función de los comentarios recibidos directamente de Under 3 DC y nuestro análisis de la normal federal.1  Dado que la OSSE está actualizando el plan mencionado en este momento, alentamos a la agencia a considerar las siguientes propuestas:

Aumentar la asequibilidad del cuidado infantil

Celebramos que el Distrito haya ampliado la elegibilidad del programa de subsidios para cuidado infantil hasta un 300 % de la línea de pobreza federal (FPL) y que haya aprobado la ley Birth-to-Three for All DC, que estipula que, tras su implementación total, ninguna familia deberá gastar más del 10 % de sus ingresos en cuidado infantil. 

La normal federal exige que se limiten los copagos del CCDF a un 7 % del ingreso familiar. Si bien todos los copagos que pagan las familias en el programa de subsidios se encuentran actualmente por debajo del 7 % del ingreso familiar en D. C., recomendamos a la OSSE incluir explícitamente un límite del 7 % para los copagos que pagan las familias en el plan estatal y eliminar obstáculos reduciendo aún más los copagos actuales

La normal federal recomienda a las agencias responsables eximir de los copagos a las familias con ingresos de hasta un 150 % de la FPL, a los niños que reciben cuidado de crianza temporal o cuidado de parientes, a los niños sin hogar, a las familias que tienen un hijo con una discapacidad y a las familias con un niño inscrito en Head Start o Early Head Start. Felicitamos a la OSSE por haber ya eximido de los copagos a los niños que reciben cuidado de crianza temporal o cuidado de parientes, y a los niños que no tienen hogar. 

Si bien las tarifas de los copagos actuales de D. C. son de $0 para las familias con ingresos de hasta un 100 % de la FPL, la OSSE debería, en el plan estatal del FY2025 al FY2027, extender el alivio de la carga financiera relativa al cuidado infantil a las familias con ingresos de hasta un 150 % de la FPL, a las familias que tienen un hijo con una discapacidad y a las familias con un niño inscrito en Head Start o Early Head Start. Esto haría que el cuidado infantil fuese gratuito para miles de familias de D. C.2 

A través de nuestro trabajo más amplio con las familias y durante todo el foro, hemos escuchado incontables historias sobre cómo, incluso con el programa de subsidios, el cuidado infantil sigue siendo inasequible e inaccesible para muchas familias con bajos ingresos en el Distrito de Columbia.3  La OSSE puede y debería tomar las medidas mencionadas anteriormente para hacer que el cuidado infantil sea más asequible para las familias de D. C. 

Aumentar la oferta de servicios de cuidado infantil

Mediante subvenciones y contratos

Los miembros de Under 3 DC apoyan el requisito de la normal federal de que la OSSE preste algunos servicios a través de subvenciones y contratos para aumentar la oferta de servicios de cuidado infantil en horarios no tradicionales y para niños con discapacidades.4 Ampliar el uso de contratos requeriría que los proveedores reservaran vacantes para determinados niños elegibles para el subsidio, lo que aumentaría la oferta de cuidado infantil para los niños de familias del Distrito que reúnen los requisitos. Esto también brindaría mayor estabilidad a los programas de aprendizaje temprano que pueden beneficiarse de contratos o subvenciones con financiamiento total. 

Específicamente, las subvenciones y los contratos para reservar vacantes en programas de cuidado infantil que ofrecen servicios en horarios no tradicionales y para niños con discapacidades aumentarían el acceso al cuidado infantil donde actualmente hay una escasez significativa. Los padres que participaron del foro identificaron una clara necesidad de que haya más programas que funcionen en horarios no tradicionales y que presten servicios a niños con discapacidades. Una madre fue despedida de su trabajo en un restaurante porque no podía encontrar cuidado infantil para su hijo durante su horario laboral. Otro padre compartió que, si bien pudo acceder al programa de subsidios para cuidado infantil y obtuvo un cupón para su hija, no pudo encontrar un programa al que pudiera asistir la niña, que tiene autismo y necesidades especiales. Las subvenciones y los contratos, según los recomienda la normal federal, servirían para aumentar el acceso a los servicios de cuidado para estas poblaciones. 

“En mi trabajo en Nando, tenía que trabajar de 5 p. m. a 10 u 11 p. m. Las guarderías no funcionan hasta tan tarde. Acabaron despidiéndome porque no tenía a nadie que cuidara a mis hijos”.

“Mi hija tienen necesidades especiales. Por eso reunimos los requisitos para recibir seguro médico y un cupón de cuidado infantil. Recuerdo haber pensado en ese momento ‘¡Esto es muy bueno! Tal vez pueda seguir trabajando y conseguir ayuda para que la cuiden’. Cuando llegó el momento de buscar un proveedor autorizado calificado real que pudiera lidiar con una niña pequeña con autismo grave y necesidades especiales, no pude encontrar ninguno. Desafortunadamente, mi hija más grande ni siquiera pudo usar realmente el cupón. Nunca encontramos un proveedor”.

Además, las subvenciones y los contratos ayudarán al Distrito a cuantificar la cantidad de vacantes asequibles disponibles para las familias en función de las vacantes totales contratadas. Actualmente, comprendemos que es difícil para la OSSE articular todo el universo de vacantes subsidiadas disponibles, dado que los proveedores de cuidado infantil participantes no tienen la obligación de reservar una cantidad fija de vacantes para los niños con cupones. Esto limita la capacidad de evaluar si nuestra oferta de vacantes asequibles es suficiente para satisfacer su demanda total, si hay una oferta desaprovechada y qué otras brechas existen en la prestación de servicios para las familias de bajos recursos.

Mediante el mejoramiento de las prácticas de reembolso 

Felicitamos a la OSSE por revisar su plan estatal para el CCDF en 2021 para basar el pago de los subsidios principalmente en la inscripción, y no en la asistencia. Apoyamos el requisito de la normal federal para esta práctica, dado que aumentará la estabilidad para los proveedores y podría incentivar una mayor participación de los proveedores en el programa de subsidios. 

Sobre la base de este progreso, la normal federal requiere que la OSSE pague a los proveedores de forma prospectiva, es decir, de forma anticipada o en el momento de la prestación de los servicios, y no de forma retrospectiva, es decir, luego de que el programa de aprendizaje temprano ya ha brindado los servicios de cuidado al niño y ya ha absorbido los costos por adelantado. Under 3 DC apoya absolutamente esta política, ya que el reembolso retrospectivo pone a los proveedores en la posición precaria de necesitar contar con el efectivo por adelantado para cubrir los costos de la prestación de los servicios a las familias en el programa de subsidios y los costos fijos, como el salario del personal, el alquiler, los servicios públicos, el seguro y la limpieza, independientemente de la regularidad de la asistencia de los niños inscriptos en sus programas y de la puntualidad de los pagos de los padres y del Distrito. Asegurar los pagos prospectivos es una parte crítica para abordar el alto y volátil costo de la prestación de servicios de cuidado infantil. Si bien comprendemos que la implementación de los pagos prospectivos a los proveedores podría demandar mucho tiempo a la OSSE, le recomendamos que lo haga con la mayor prontitud posible. Estos cambios mejoran la estabilidad financiera de los proveedores de cuidado infantil con subsidios. Además, representan un incentivo para que más proveedores participen en el programa de subsidios, ampliando así las opciones de cuidado infantil disponibles para las familias con menos recursos.5 

La siguiente cita del director de un programa de cuidado infantil que participó en el foro ejemplifica aún más la importancia de implementar con prontitud los pagos prospectivos para los proveedores que trabajan con subsidios. 

“El reembolso de la OSSE tiene un impacto significativo en los programas. [Las demoras en los reembolsos crean/Recibir pagos de forma retrospectiva crea] una enorme dificultad relativa al flujo de caja. Y esto también hace que nuestros recursos financieros se encuentren bajo presión, y afecta nuestra capacidad de cubrir los gastos inmediatos, como el salario del personal y el mantenimiento de las instalaciones. [Que los pagos se demoren] significa que, a menudo, hay una demora entre la prestación del servicio a cada niño y la recepción del reembolso”.

Simplificar la inscripción y difundir el programa de subsidios para cuidado infantil 

Baja utilización actual del programa de subsidios

Además de mejorar la asequibilidad del cuidado infantil y la estabilidad de los proveedores, la OSSE debe tomar medidas para abordar los bajos índices de utilización de los subsidios. En el año fiscal 2023, hubo 4,720 bebés y niños pequeños que recibieron subsidios. Calculamos que otros 5,611 bebés y niños pequeños eran elegibles para participar en el programa, pero no lo hicieron. Esto significa que hay casi el doble de bebés y niños pequeños en familias que serían elegibles para el programa de subsidios en función de sus ingresos si se los compara con la cantidad de bebés y niños pequeños efectivamente inscritos en dicho programa.6 Las siguientes recomendaciones están destinadas a reducir la brecha en las cifras de utilización de los subsidios del Distrito. 

Difusión en la comunidad del programa de subsidios para cuidado infantil 

En el foro, varios padres contaron que, cuando comenzaron a buscar servicios de cuidado infantil, no sabían que había un programa disponible para reducir el costo. Para ejemplificar aún más esta cuestión, los padres declararon:

“Solo quería decir rápidamente que no tenía ni idea siquiera de que existiera este programa de subsidios hasta hace un par de días… De hecho, conozco a varios padres que viven en diversas partes del Distrito que tampoco están al tanto de que existe este programa. Algunos tienen hijos neurodivergentes; y estaban realmente muy entusiasmados cuando les hablé del programa”.

“Mucha gente no sabe cómo empezar a buscar servicios de cuidado infantil. Llamé [a un programa] para preguntar cuánto cobraba un centro y si tenían lugar. No tenía idea de que había un cupón”.

Recomendamos a la OSSE que tome medidas concretas durante el plan estatal para el CCDF del FY2025 al FY2027 orientadas a difundir el programa de subsidios para cuidado infantil y compartir información sobre el programa y sobre cómo presentar una solicitud. En concreto, la OSSE debería llevar a cabo actividades de difusión en cada distrito dirigidas a las familias con bebés y niños pequeños, en centros de acogida de familias, en eventos comunitarios, en lugares de culto y en bancos de distribución de pañales, para dar a conocer el programa de subsidios y, como resultado, aumentar la participación de las familias en él. 

Mejorar el proceso de solicitud del programa de subsidios para cuidado infantil

Reducir los tiempos de procesamiento de las solicitudes

En general, los padres expresaron su frustración por los largos tiempos de espera que se ven obligados a soportar para que se procese su solicitud del programa de subsidios. Los trabajadores de apoyo familiar afirmaron que hay que saber a quién llamar para que se procesen las solicitudes, y compartieron historias de padres que perdieron su trabajo esperando a que se aprobaran sus solicitudes. En el plan estatal actualizado, la OSSE debería describir cuáles son sus planes para trabajar con el Departamento de Servicios Humanos (DHS) con el fin de acelerar el tiempo de procesamiento de las solicitudes de los subsidios

La normal federal recomienda a las agencias responsables usar los procesos de solicitud en línea para hacer que la inscripción en el programa de subsidios para cuidado infantil sea más sencilla y más rápida para las familias, y felicitamos a la OSSE por poner en marcha una solicitud en línea. Si bien estamos seguros de que, con el tiempo, la solicitud en línea hará que la presentación sea más accesible, solicitamos a la OSSE que incluya en el plan estatal cómo trabajará con la comunidad de las partes interesadas del sector de la primera infancia para considerar las mejoras necesarias que deben hacerse en la solicitud. En el apéndice que se encuentra al final de esta carta, puede encontrar más información sobre los problemas relativos a la solicitud en línea. Las siguientes citas de padres que participaron en el foro exponen aún más los problemas predominantes con la solicitud en línea. 

“Intenté hacer la solicitud del cupón en línea, pero no se podía hacer desde el celular”.

“La solicitud en línea es demasiado difícil. Funciona si tienes una computadora portátil. Creo que nadie sabe que existe. Hay muchos grupos de madres de Facebook, pero no saben que existe”.

Ampliar la elegibilidad categórica

La norma federal también recomienda a las agencias responsables utilizar la inscripción de las familias en otros programas de beneficios públicos a fin de verificar la elegibilidad para el programa de subsidios para cuidado infantil, lo que reduciría los costos administrativos y conectaría a las familias con el cuidado infantil más rápidamente. Recomendamos a la OSSE seguir utilizando la elegibilidad categórica a fin de garantizar que las familias que acceden al Programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF) y al Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) también se consideren elegibles para el programa de subsidios para cuidado infantil, y ampliar el uso de la elegibilidad categórica para incluir la inscripción en otros programas, como Medicaid y el programa Health Care Alliance, así como a los hijos de padres adolescentes, a los niños con discapacidades y a los niños de familias que sufren violencia doméstica

Adoptar la presunción de elegibilidad

Además, la normal federal aclara que una agencia responsable puede considerar a un niño presuntamente elegible (si se asume razonablemente que un niño cumple con requisitos federales básicos) antes de completar la verificación de su elegibilidad. La OSSE debería incluir políticas de presunción de la elegibilidad en su plan estatal para el CCDF. Permitir que los fondos del subsidio para cuidado infantil se usen por hasta tres meses (o hasta que se determine la elegibilidad total) acelerará los plazos de inscripción y reducirá los obstáculos para las familias que buscan inscribirse. La presunción de elegibilidad garantizará que los niños puedan acceder a servicios de cuidado infantil seguro y de alta calidad que satisfagan sus necesidades, sin demoras debido al tiempo de procesamiento. 

Todas las políticas descritas anteriormente tienen como objetivo mejorar los tiempos de procesamiento y reducir las cargas en la solicitud del programa de subsidios para cuidado infantil en sí misma. En el foro, los padres expresaron cómo los largos tiempos de espera, los complicados requisitos relativos a la solicitud y los trámites hacen que sea extremadamente difícil inscribirse. 

“El tiempo de tramitación, el personal que revisa las solicitudes, debe ser más rápido. Se trata de la vida de las personas. Necesitan esto. No debería ser tan difícil”.

“Procesar un cupón tarda hasta 30 días. Pasado ese tiempo, se debe volver a presentar la solicitud. Perdemos a muchos alumnos que son padres adolescentes debido a que pierden sus vacantes de cuidado infantil”.

“Yo tenía apenas 18 años, por lo que no tenía nada a mi nombre, y tuve que llevar la documentación de mi mamá y su identificación… Era muchísima documentación que yo no tenía… Me llevó al menos 6 meses”.

Reducir los obstáculos para participar en el programa de subsidios para cuidado infantil

Establecer requisitos de trabajo y de educación más flexibles 

En un esfuerzo por reducir los obstáculos para la participación y dar prioridad en el programa de subsidios para cuidado infantil a las familias con los ingresos más bajos, la OSSE debería considerar la inclusión de las siguientes propuestas en su plan estatal para el CCDF del FY2025 al FY2027. 

Los requisitos federales de larga data para participar en el CCDF relativos al trabajo y a la educación generan obstáculos para los padres que tratan de inscribirse en el programa de subsidios para cuidado infantil de D. C. Si bien sabemos que la OSSE no puede eliminar los requisitos de trabajo exigidos por el gobierno federal, debería modificar los criterios de elegibilidad de los subsidios para cuidado infantil a fin de aumentar la cantidad de tiempo que los padres pueden estar buscando trabajo, reducir el número de horas de trabajo o educación exigidas, e incluir más actividades permitidas calificadas (además de la educación y el empleo). Los requisitos de empleo y de educación actuales prohíben la participación en el programa de algunos padres, muchos de los cuales no tienen control sobre sus horas de trabajo o sobre el tiempo que pasan en la escuela. Un niño no debería perderse los beneficios de la educación infantil simplemente porque sus padres no tienen trabajo o no van a la escuela. Ampliar los criterios de elegibilidad es una flexibilización esencial que la OSSE debería aprovechar para permitir que más familias participen y se beneficien del programa de subsidios. En el foro, los padres manifestaron que los requisitos actuales les parecen atrasados. Lo primero que necesitan muchos padres es disponer de un servicio de cuidado infantil para luego poder conseguir un empleo. 

“No podía conseguir trabajo en primer lugar porque no tenía una guardería. Mis padres trabajan y no pueden cuidarlo. Antes de conseguir un trabajo, necesitaba tener la certeza de que mi hijo estaría en una guardería”.

“Después de dar a luz a mi segundo hijo… me dijeron que no reunía los requisitos para recibir el cupón. Necesitaba un trabajo, pero no podía conseguirlo porque no tenía guardería…”.

Fortalecer la definición de calidad del cuidado infantil y la transparencia en torno a ella

Durante todo el foro, escuchamos tanto a padres como a directores hablar de la importancia de encontrar o dirigir un programa de cuidado infantil de alta calidad. Sin embargo, muchos padres y proveedores no tienen la información que necesitan para comprender si las definiciones de calidad establecidas por la OSSE se alinean con sus perspectivas y prioridades, y no sienten que la OSSE los haya hecho partícipes de la determinación de dichas definiciones. Los proveedores expresaron la falta de correspondencia entre los estándares actuales de Capital Quality y los estándares nacionales de acreditación, como los establecidos por la National Association for the Education of Young Children (NAEYC). Algunos proveedores explicaron que están acreditados por NAEYC, lo cual es difícil de conseguir, pero que luego reciben una calificación de calidad “preliminar” por parte de la OSSE. Los proveedores explicaron que el actual sistema de calificación de la calidad desincentiva la participación en los subsidios (que requiere observaciones de calidad por parte de la OSSE), porque los programas consideran que el sistema de calificación de la calidad de la OSSE no es preciso o transparente, y que recibirán reembolsos por subsidios más bajos en función de su calificación de calidad. 

Los padres que participaron del foro expresaron lo difícil que es encontrar servicios de cuidado infantil de alta calidad, en parte debido a las complejas y a veces incoherentes definiciones de calidad establecidas por la OSSE. Los padres explicaron que pueden ver las calificaciones de calidad en My Child Care DC, pero que a menudo no saben lo que significan o cómo se definen, lo que las hace menos significativas. Un padre dijo: 

“En 2021, el sitio no detallaba los sitios web de los proveedores, los precios ni la información relativa a la inscripción, por lo que tuvimos que contactar a cada proveedor directamente para solicitar una visita. Había indicadores de calidad, pero no se incluían las definiciones, por lo que la calidad no era un descriptor significativo… La OSSE tiene infinidad de materiales para analizar e intentar deducir qué significan los indicadores, y la mayoría son demasiado imprecisos [o no están escritos en un nivel de lectura accesible] y no resultan útiles…”.

Los padres también compartieron sus propias definiciones de un programa de calidad (basado en el juego, rico en material impreso, baja proporción entre niños y maestros, buena comunicación, seguro, índices de rotación, etc.) y su incertidumbre sobre cómo su definición de calidad podría no coincidir con la de la OSSE, lo que dificulta la comprensión de qué programas podrían ser adecuados para sus hijos. 

A medida que el Distrito se esfuerza por ofrecer más opciones de cuidado infantil de alta calidad y por abordar las cuestiones antes mencionadas, es vital que la OSSE involucre tanto las perspectivas de los padres como las de los proveedores al definir e implementar sistemas de calidad. Los padres necesitan información fiable que los ayude a elegir el mejor servicio de cuidado infantil para sus hijos, y los proveedores necesitan pautas claras y justas, y apoyo para cumplir con esas expectativas. En el plan estatal actualizado, recomendamos que la OSSE describa cómo trabajará en colaboración con los padres y los proveedores para fortalecer el enfoque del Distrito para definir y comunicar qué es “calidad”; cómo creará calificaciones de calidad significativas y herramientas que sean accesibles y útiles para las familias; y cómo garantizará la transparencia y la claridad para los proveedores sobre cómo lograr y mantener un programa de alta calidad.

Trabajar más con las partes interesadas en el terreno

Agradecemos los esfuerzos de la OSSE por recabar la opinión de la comunidad sobre el plan estatal y por participar en el foro. No obstante, nos enteramos de que muchos directores de programas se sienten excluidos de la toma de decisiones de la OSSE sobre políticas y programas que a menudo son fundamentales para su trabajo. Para los futuros planes estatales y en la implementación de programas nuevos y en curso, recomendamos a la OSSE que realice consultas regulares con las partes interesadas en el terreno. En concreto, la OSSE debería articular explícitamente en el plan estatal cómo trabajará de forma estrecha con los directores de programas, los educadores, las familias y otras partes interesadas pertinentes a medida que continúe la implementación de los programas existentes y a medida que ponga en marcha nuevos programas y políticas. Un proceso iterativo con las partes interesadas del sector del aprendizaje temprano sería mutuamente beneficioso tanto para la OSSE como para los programas de cuidado infantil, y debería priorizarse con seriedad de cara al futuro. 

Hacer que el CCDF funcione mejor para los maestros de educación temprana

Mejorar la comunicación entre la OSSE y los educadores

En función de los comentarios de los maestros de educación temprana en el foro, recomendamos a la OSSE indicar explícitamente en el plan estatal del FY2025 al FY2027 cómo planea comunicarse directamente con los educadores. Existen muchos requisitos y políticas en vigor que afectan directamente a los maestros; sin embargo, los maestros tienen que depender de los líderes de los centros en los que se desempeñan para que les comuniquen los cambios de la OSSE. Los maestros han dejado en claro que los procesos y los canales de comunicación actuales no funcionan para ellos, lo que genera confusión sobre lo que se requiere de ellos y, en el peor de los casos, perjudica sus oportunidades de crecimiento profesional y salarial. Aunque esta cuestión no se rige únicamente por el CCDF, esperamos que la OSSE trabaje para abordarla. 

Mejorar las prácticas de desarrollo profesional

En el foro, los maestros también compartieron sus recomendaciones para abordar las dificultades que enfrentan en el cumplimiento de los requisitos de desarrollo profesional y el logro de sus propios objetivos. Los maestros expresaron la necesidad de una capacitación más regular sobre cómo utilizar el Sistema de Administración de Aprendizaje (LMS), especialmente en varios idiomas, y de más oportunidades de desarrollo profesional en el LMS. En concreto, los maestros pidieron más capacitación sobre competencia y sensibilidad culturales, y sobre el cuidado de niños con discapacidades. Además, los maestros hablaron de la necesidad de que se les avise con más antelación y se les conceda más tiempo para poder cumplir con los requisitos de capacitación. Compartieron que, conforme a las prácticas actuales, no se les avisa con suficiente antelación para que puedan participar de manera significativa en las capacitaciones mientras mantienen sus otras responsabilidades. La OSSE debería identificar estrategias para fortalecer los sistemas y las oportunidades de desarrollo profesional a medida que la agencia actualiza la sección de Desarrollo Profesional del plan estatal.

Garantizar la responsabilidad y mejorar el entorno de trabajo

Los maestros de educación temprana que participaron en el foro hablaron de la importancia de la supervisión de las operaciones del programa por parte de la OSSE, lo que incluye hacer cumplir los requisitos de proporción en el aula, realizar inspecciones sin previo aviso y crear más espacios para que los educadores compartan casos de discriminación, abuso y violencia. Recomendamos a la OSSE identificar oportunidades para reforzar las métricas de responsabilidad con el fin de mejorar los entornos de trabajo de los maestros y la seguridad de los niños

Desarrollar un sistema de datos de la fuerza laboral sólido con un registro de credenciales mejorado 

Durante todo el foro (y en otras participaciones) y, exacerbados por los problemas con la implementación del Fondo de Equidad Salarial, los educadores pidieron un registro que puedan actualizar individualmente con sus credenciales más actualizadas y otra información relevante. Insistimos en que, en lugar de depender de la dirección del programa de cada centro para procesar las credenciales actualizadas, los maestros deberían tener la posibilidad y la capacidad de actualizar y poseer esta información. La OSSE debería incluir planes explícitos sobre la creación de un registro de credenciales dirigido por educadores en el plan estatal del FY2025 al FY2027. 

Mejorar el acceso lingüístico

Muchos de los maestros de educación temprana que participaron en el foro pidieron más personal dedicado de la OSSE que sea bilingüe y que pueda brindar asistencia técnica y recursos de resolución de problemas para los maestros. En la misma línea, solicitaron más desarrollo profesional, en particular, en educación especial en español. El plan estatal del FY2025 al FY2027 debería incluir apoyos de acceso lingüístico más sólidos para los educadores y otras partes interesadas cuyo idioma principal no sea el inglés.

Cierre

Una vez más, esta carta no incluye un detalle exhaustivo de todas las cuestiones planteadas durante el foro de marzo. Dado que la OSSE estuvo presente en la conversación, hemos optado por destacar las recomendaciones clave viables. 

Gracias por considerar las recomendaciones de la coalición para el plan estatal para el CCDF del FY2025 al FY2027. Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con nosotros. Esperamos seguir analizando estas recomendaciones en las audiencias públicas del 29 y 30 de mayo.

Atentamente, 

Under 3 DC


Apéndice

Además del foro, durante los últimos nueve meses, la coalición Under 3 DC ha llevado a cabo sesiones de debate y un grupo focal para escuchar las opiniones sobre el programa de subsidios para cuidado infantil y otros aspectos del CCDF directamente de los padres, los proveedores de cuidado infantil y otras partes interesadas. A continuación, compartimos un resumen de los comentarios que hemos recibido hasta la fecha. 

Ampliar la difusión del programa de subsidios para cuidado infantil 

La coalición Under 3 DC trabajó estrechamente con DC NEXT! para reunir comentarios y opiniones de padres adolescentes sobre el programa de subsidios para cuidado infantil. Estos testimonios dejan en claro que la OSSE debe tomar medidas para difundir más el programa, ya que muchos de los futuros padres y padres adolescentes no sabían que existía un cupón para cuidado infantil. 

En otras sesiones de debate, la coalición Under 3 DC escuchó experiencias similares de proveedores y personal de apoyo para padres que indicaron que muchas de las familias con las que trabajan no sabían que eran elegibles para recibir un subsidio para cuidado infantil o cómo funcionaba el proceso de solicitud. 

Para ampliar la difusión, las partes interesadas sugieren a la OSSE utilizar fondos de participación familiar del CCDF para llevar a cabo una campaña de difusión y educación del consumidor sobre el programa de subsidios. El objetivo de esta campaña sería aumentar el número de inscriptos en el programa de subsidios y garantizar que más niños y familias tengan acceso a un cuidado infantil asequible y de alta calidad. 

  • Específicamente, la OSSE debería colaborar de forma estrecha con los padres y los proveedores de cuidado infantil (incluidos los proveedores de nivel II) para crear y diseñar en conjunto un plan de publicidad y difusión. 
  • La OSSE debería considerar la posibilidad de establecer un consejo asesor para padres con el fin de iniciar un esfuerzo concentrado para informar a los padres sobre la disponibilidad de los cupones de cuidado infantil y sobre cómo funciona el proceso. 

Reducir los obstáculos para participar en el programa de subsidios para cuidado infantil 

Varias partes interesadas, como se mencionó anteriormente en la carta, solicitaron la eliminación o la modificación del requisito de que los padres deban asistir a la escuela o trabajar para poder recibir un cupón de cuidado infantil. Los participantes compartieron que los requisitos actuales hacen que el programa sea inaccesible para algunas personas con empleos de tiempo parcial y ciertos empleos en la economía actual de trabajos temporales. Compartimos con los participantes que, si bien los requisitos relativos al trabajo y a la educación son exigidos por el gobierno federal, la OSSE puede atenuarlos y ampliar las flexibilizaciones respecto a la cantidad de horas de trabajo requeridas y las actividades laborales aceptadas para garantizar que más padres tengan acceso al cuidado infantil. 

Asimismo, escuchamos que la documentación relativa al trabajo o a la educación que se exige es en sí misma una carga. En un caso, un proveedor contó que la carga de la documentación y los trámites relativos a la solicitud han obligado a algunos padres a dejar el programa. Los participantes pidieron a la OSSE agilizar y simplificar todos los trámites requeridos. 

Mejorar la experiencia y el tiempo de procesamiento de la solicitud para los subsidios para cuidado infantil

Tanto los proveedores de cuidado infantil como el personal de apoyo y los padres a quienes la coalición Under 3 DC escuchó directamente expresaron preocupaciones en relación al extenso tiempo que lleva la aprobación de los subsidios para cuidado infantil. Algunos cuestionaban el largo tiempo que lleva que una solicitud sea asignada a un trabajador social del DHS en primer lugar, antes de ser procesada, y mencionaron que hay demasiado pocos trabajadores sociales en el DHS. 

Para acelerar el tiempo de procesamiento, una parte interesada sugirió que la OSSE use fondos del CCDF para aumentar la cantidad de personal del DHS que realiza los ingresos de los subsidios. 

Las partes interesadas también sugirieron que la OSSE incorpore atención con consideración del trauma y capacitaciones continuas contra los prejuicios y centradas en los jóvenes para todos los proveedores de cuidado infantil y del gobierno, a fin de garantizar que la experiencia de solicitar el subsidio para cuidado infantil e inscribirse en los servicios sea positiva y receptiva a las familias de D. C. 

Aumentar la difusión y mejorar la solicitud en línea de los subsidios para cuidado infantil 

De manera similar a los comentarios que recopilamos sobre el programa de subsidios para cuidado infantil en su conjunto, muchos padres y proveedores de cuidado infantil desconocían que había una solicitud en línea, incluso cuando sabían que el programa de subsidios existía. La OSSE debería llevar a cabo actividades de difusión significativas para que la solicitud en línea sea ampliamente conocida entre las familias, los proveedores de cuidado infantil y otras partes interesadas de la educación temprana. Y, mientras la OSSE da a conocer ampliamente la solicitud en línea, la agencia debería ofrecer oportunidades para que las familias “prueben” la solicitud y proporcionen directamente sus comentarios, y para que los proveedores reciban capacitación y apoyo para aprender a utilizarla. 

A partir de la información brindada por los pocos padres y personal de apoyo que habían utilizado la solicitud en línea, quedó en claro que no se la puede utilizar desde teléfonos celulares, lo que supone un obstáculo importante para muchos padres para quienes el teléfono celular es la herramienta más accesible para acceder a la solicitud. También nos comentaron que algunos participantes consideraban que el lenguaje de la solicitud era poco claro y complicado. Los participantes recomendaron que la OSSE imite a otros estados que hayan implementado con éxito una solicitud en línea para aprender de ellos y hacer ajustes según corresponda. Consulte más comentarios y opiniones sobre la solicitud en línea aquí

Mejorar la coordinación y utilizar un enfoque basado en sistemas 

Los padres, el personal de apoyo para padres y los proveedores de programas de aprendizaje temprano expresaron su frustración por la naturaleza fragmentada del sistema de aprendizaje temprano del Distrito. En concreto, las partes interesadas pidieron una mayor coordinación entre los programas de cuidado infantil y los programas Head Start/Early Head Start (que pueden inscribir a niños cuyos padres no asisten a la escuela o no trabajan), y sugirieron usar fondos del CCDF para mejorar el sitio web de educación del consumidor actual (mychildcaredc) para que sea más fácil de usar y más fácil para las familias identificar los programas que ofrecen Head Start/Early Head Start. Los participantes también pidieron que el personal del Sistema de Recursos y Referencias de Cuidado Infantil (CCR&R) y del DHS se capacite y esté bien informado acerca de todas las diferentes opciones de cuidado infantil disponibles para los padres en D. C., y para coordinar sus respuestas. 

  1. Nota: Esta carta no contiene todos los comentarios y opiniones analizados en el foro, sino que más bien se enfoca en las recomendaciones clave tomadas de las salas de debate que se refieren a la nueva normal federal.

  2. Según los datos del censo, ampliar el límite hasta el 150 % mejoraría la asequibilidad para cerca de 1,600 niños menores de tres años pertenecientes a familias que se encuentran entre el 101 % y el 150 % por debajo de la FPL. Según cómo la OSSE defina “discapacidad”, esto podría mejorar la asequibilidad para las familias de los 1,334 bebés y niños pequeños que tienen un Plan de Servicios Familiares Individualizados (IFSP).

  3.  Economic Policy Institute, “Child Care Costs in the United States: The Cost of Child Care in Washington DC”, consultado en febrero de 2023.

  4. Nota: Es fundamental que la OSSE proporcione el apoyo adicional necesario para que los programas puedan brindar cuidados de alta calidad de manera satisfactoria a niños con discapacidades.

  5. Alex Cooper y Diane Girouard, “Child Care Payments: Attendance Vs. Enrollments”, Child Care Aware of America, junio de 2021.

  6.  DC Kids Count, Key Measures Early Childhood, DC Action, 2022.